¿Qué es psoriasis?

Psoriasis es un trastorno cutáneo crónico, posiblemente hereditario, no contagioso caracterizado por descamación e inflamación que puede desarrollarse en virtualmente cualquier parte del cuerpo, aún en las uñas y el cuero cabelludo. Existen varios tipos de psoriasis (placa, pustulosa, eritrodérmica, guttata o inversa) con varios síntomas y niveles de severidad desde ligera a severa. El nivel de severidad es determinado por la cantidad de cobertura del cuerpo del paciente y cómo afecta su calidad de vida (QoL por sus siglas en inglés). Un dermatólogo puede ayudarlo a determinar qué tipo de psoriasis tiene usted.

Vea nuestras soluciones de fototerapia.

¡Fototerapia Daavlin es la opción clara para usted!

¿A qué se parece la psoriasis?

Existen varios tipos de psoriasis. Cada una tiene sus propias señales particulares (lo que se ve) y síntomas (lo que la persona siente).

Psoriasis de placa

 

Alrededor del 80% de personas viviendo con psoriasis tienen psoriasis de placa, la cual también es llamada “psoriasis vulgaris.” “Vulgaris” quiere decir “común.” Cómo reconocer psoriasis de placa:

  • Parches elevados y gruesos de piel rojiza, llamados “placas”, las cuales están cubiertas por escamas de color blanco-plateado.
  • Placas más a menudo aparaecen en los codos, las rodillas, el cuero cabelludo, el pecho, y en la zona lumbar. Sin embargo, pueden aparecer en cualquier lugar del cuerpo, incluyendo los genitales.
  • Placas varían en tamaño y pueden aparecer como parches diferenciados o unidos para cubrir una gran superficie.
  • En las etapas iniciales, la psoriasis puede ser imperceptible. La piel puede dar comezón y/o puede presentarse una sensación de ardor.
  • Psoriasis de placa generalmente aparece inicialmente como pequeñas ronchas rojas. Las ronchas gradualmente crecen, y forman escamas. Aunque las escamas superiores se descascaran fácilmente y con frecuencia, las escamas abajo de la superficie se pegan. Las pequeñas ronchas rojas se convierten en placas (áreas rojas de piel levantada y gruesa).
  • Incomodidad de la piel. La piel está seca y puede ser doloroso. La piel puede dar comezón, arder, sangrar, y agrietarse. En casos severos, la incomodidad puede hacer difícil dormir y enfocarse en actividades cotidianas.

Psoriasis guttata.

Aproximadamente 10% de las personas que tienen psoriasis desarrollan psoriasis guttata, haciendo éste el segundo tipo mas común. Psoriasis guttata se desarrolla mas frecuentemente en niños y jóvenes adultos que tienen una historia de infecciones de estreptococos (strep). Un caso ligero de psoriasis guttata puede desaparecer sin tratamiento, y la persona puede no tener nunca otro brote de psoriasis. Algunos niños experimentan brotes por cierto número de años. También es posible que la psoriasis aparezca después en la vida como una psoriasis de placa. En algunos casos, psoriasis guttata es severa y discapacitante, y el tratamiento puede requerir medicamento oral o inyecciones.

Cómo reconocer psoriasis guttata:

  • Del tamaño de una gota, en forma de puntos rojos – generalmente en el tronco, los brazos y las piernas. Lesiones ocasionalmente se forman en el cuero cabelludo, la cara, y las orejas
  • Las lesiones están esparcidas.
  • Aparece rápidamente, generalmente unos cuantos días después de una faringitis estreptocócica u otra causa, tal como una gripe, tonsilitis, viruela loca, lesión en la piel, o por tomar ciertos medicamentos.
  • Puede aparecer inicialmente como otra forma de psoriasis, tal como psoriasis de placa, y convertirse en psoriasis guttata.

Psoriasis pustulosa.

Este tipo de psoriasis ocurre en menos del 5% de personas que desarrollan psoriasis y primariamente ocurre en adultos. Puede ser la primera señal de psoriasis o desarrollarse de la psoriasis de placa. Psoriasis pustulosa puede ser exacerbada por infecciones, quemaduras de sol, o medicamentos tales como litio y cortisonas sistémicas. Hay dos formas de psoriasis pustulosas: localizada y generalizada.

Cómo reconocer psoriasis pustulosa localizada:

  • Psoriasis confinada a ciertas áreas (localizada), generalmente las palmas y las plantas de los pies. Esto es conocido como “psoriasis palmoplantar”.
  • La piel está roja, hinchada, y salpicada con lesiones llenas de pus.
  • Las lesiones llenas de pus se secan, dejando atrás puntos cafés y/o escamas.
  • Areas afectadas están sensibles y adoloridas. Usar las manos o caminar es frecuentemente doloroso.

Psoriasis pustulosa generalizada.

Esta es una forma rara y severa de psoriasis que puede ser mortal, especialmente para adultos mayores. Pudiera requerirse hospitalización. Psoriasis pustulosa generalizada puede ser provocada por una infección como faringitis estreptocócica, suspender súbitamente esteroides, embarazo, y tomar ciertos medicamentos tales como litio o cortisona sistémica.

Cómo reconocer psoriasis pustulosa generalizada:

  • Areas generalizadas de piel hinchada roja candente cubierta con pequellas ampollas blancas, llenas de pus.
  • La persona se siente agotada y enferma.
  • Fiebre.
  • Escalofrío.
  • Comezón severa.
  • Pulso acelerado.
  • Pérdida de apetito.
  • Debilidad muscular.
  • Anemia.

Psoriasis inversa.

No común, psoriasis inversa también es llamada “pliegue cutáneo”, “flexión”, o psoriasis “genital”. Este tipo de psoriasis puede ser severo e incapacitante.

Cómo reconocer psoriasis inversa:

  • Placas rojas e inflamadas que solamente ocurren en pliegues cutáneos – axilas, en el área genital, entre los glúteos, y debajo de los senos.
  • Generalmente no se forman escamas, y las lesiones son brillosas y lisas.
  • Piel muy sensible.
  • Las lesiones se irritan fácilmente, especialmente por frotamiento y sudoración.
  • Mas prevalente en personas con sobrepeso.
  • Muchas personas tienen otro tipo de psoriasis en otras partes del cuerpo.

Psoriasis eritrodérmica.

También conocida como psoriasis “exfoliativa”, este es el tipo menos común. Ocurre en aproximadamente 1% o 2% de personas que desarrollan psoriasis. Psoriasis eritrodérmica puede ser mortal porque la piel pierde sus funciones protectoras. La piel no puede protegerse en contra de calor y pérdida de líquidos o prevenir que bacteria dañina y otras substancias entren en el cuerpo. Los pacientes son generalmente hospitalizados y se les administran líquidos intravenosos. Pudiera requerirse regulación de temperatura del cuerpo. Psoriasis eritrodérmica puede ocurrir súbitamente en una persona que nunca haya tenido psoriasis o puede desarrollarse de la psoriasis de placa. Activadores incluyen infección, estrés emocional, alcoholismo, y ciertos medicamentos tales como litio, fármacos contra la malaria, y una preparación muy fuerte de alquitrán mineral. También puede ser provocada por uso excesivo de corticosteroides potentes, por lo cual es importante usarlos como se indica. Suspensión repentina de medicamentos para psoriasis tal como ciclosporina o metrotexate, también puede provocar psoriasis eritrodérmica.

Cómo reconocer psoriasis eritrodérmica:

  • Enrojecimiento severo y descamación de la piel que cubre una larga porción del cuerpo.
  • La piel parece como si hubiera sido quemada.
  • Temperatura del cuerpo fluctuando, especialmente en días muy calientes o fríos.
  • Ritmo cardiaco acelerado debido a mayor flujo de sangre a la piel – puede complicar enfermedad del corazón y causar falla del corazón.
  • Severa comezón y dolor.

Causes & Diagnosis

 

  • ¿Qué causa psoriasis?

  • ¿Cómo es diagnosticada la psoriasis?

Así que, ¿existe una cura para psoriasis?

Psoriasis es una enfermedad crónica. Aunque la mayoría de personas con esta condición de piel pueden mantener una calidad de vida alta no existe cura. Tratamiento quiere decir aclaramiento o alivio de síntomas por un período de tiempo. Lo principal es encontrar la opción de tratamiento que sea la mejor para usted. ¿Cuáles son los tratamientos de psoriasis disponibles? Hay muchas opciones disponibles para el tratamiento de psoriasis. Algunas opciones son nuevas, sus riesgos y efectividad no conocidos. Otras han sido ensayadas, probado ser efectivas, y su seguridad ha sido bien establecida. Fototerapia ha sido la opción de selección para miles de médicos y decenas de miles de pacientes alrededor del mundo. Si es usada independientemente o en combinación con un agente complementario, tal como psoraleno usado con UVA (conocido como PUVA), fototerapia es la opción disponible más confiable.

Luz ultravioleta natural del sol y liberación controlada de luz ultravioleta artificial son usadas para tratar psoriasis. La luz del sol está compuesta de bandas de diferentes longitudes de onda de luz ultravioleta (UV). Cuando es absorbida en la piel, la luz UV elimina el proceso que lleva a la enfermedad, causando que las células T activadas en la piel mueran. Este proceso reduce inflamación y retrasa el movimiento de células de la piel que causa descamación. Exposiciones diarias cortas a la luz del sol, que no quemen, aclaran o mejoran psoriasis en muchas personas. Por lo tanto, exponer piel afectada a la luz del sol puede ser un tratamiento inicial para la enfermedad.

Fototerapia UVB-UVB es luz con una longitud de onda corta que es absorbida en la epidermis de la piel. Una fuente artificial puede ser usada para tratar psoriasis ligera y moderada. Algunos médicos empiezan a tratar a pacientes con UVB en lugar de agentes tópicos. Una fototerapia UVB, llamada banda ancha UVB, puede ser usada para unas cuantas pequeñas lesiones, para tratar psoriasis generalizada, o para lesiones que resisten tratamiento tópico. Este tipo de fototerapia es normalmente administrado en la oficina de un médico usando un panel de luz o caja de luz. Algunos pacientes usan cajas de luz UVB en su casa bajo la guía de un médico.

 

Banda estrecha UVB emite la parte de la banda del espectro de luz ultravioleta que es más útil para psoriasis. El tratamiento de banda estrecha UVB es superior a banda ancha UVB, pero es menos efectivo que el tratamiento PUVA (ver el siguiente párrafo). Ha ganado en popularidad porque ayuda y es más conveniente que PUVA. Al principio, los pacientes pueden requerir varios tratamientos de banda estrecha UVB espaciados muy próximos para mejorar su piel. Una vez que la piel ha mostrado mejoría, un tratamiento de mantenimiento una vez cada semana puede ser todo lo que es necesario. Sin embargo, el tratamiento con banda estrecha UVB no está exento de riesgos. Puede causar quemaduras más severas y duraderas que el tratamiento con banda ancha.

Fototerapia psoraleno y UVA (PUVA)- Este tratamiento combina administración oral y tópica de una medicina llamada psoraleno con exposición a luz ultravioleta A (UVA). UVA tiene una longitud de onda larga que penetra más profundamente dentro de la piel que UVB. Psoraleno hace la piel mas sensible a esta luz. PUVA es normalmente usada cuando mas del 10 por ciento de la piel está afectada o cuando la enfermedad interfiere con la ocupación de una persona (por ejemplo, cuando la cara de un maestro o las manos de un vendedor están involucradas). Comparado con tratamiento de banda ancha UVB, el tratamiento PUVA tomado de dos a tres veces a la semana aclara psoriasis mas consistentemente y en menos tratamientos. Sin embargo, está asociado con más efectos secundarios a corto plazo, incluyendo náusea, dolor de cabeza, fatiga, quemaduras, y comezón. Se debe tener cuidado de evitar luz del sol después de ingerir psoraleno para evitar quemaduras de sol severas, y los ojos deben ser protegidos por uno o dos días con lentes absorbentes de UVA. Tratamiento a largo plazo está asociado con un mayor riesgo de célula escamosa, y posiblemente, cánceres de piel melanoma. Uso simultáneo de medicamentos que suprimen el sistema inmune, tales como cyclosporina, tienen poco efecto benéfico y aumentan el riesgo de cáncer.

Terapia de luz combinada con otras terapias – Estudios han mostrado que combinar un tratamiento de luz ultravioleta y un retinoide, como acitretin, aumenta la efectividad de luz UV para psoriasis. Por esta razón, si pacientes no están respondiendo a terapia de luz, retinoides pueden ser agregados. Fototerapia UVB, por ejemplo, puede ser combinada con retinoides y otros tratamientos. Un programa de terapia combinada, referida como el régimen Ingram, involucra un baño de alquitrán mineral, fototerapia UVB, y aplicación de una pasta ácida antralina-salicílica que se deja en la piel de 6 a 24 horas. Un régimen similar, el tratamiento Goeckerman, combina ungüento de alquitrán mineral con fototerapia UVB. También, PUVA puede ser combinada con algunos medicamentos orales (tales como retinoides) para aumentar su efectividad.

Vea nuestras soluciones de fototerapia.

¡Fototerapia Daavlin es la opción clara para usted!